Un tesoro guardado en el tiempo.

El museo del Reloj de Grassy se inaugura en el año 1953. Aquí se muestra la colección reunida por Alejandro Grassy, fundador de la casa y apasionado por las distintas formas de medir el tiempo. Es el fruto de una labor sostenida a lo largo de los años.

Parte de las piezas provienen de la colección de Francisco Pérez de Olaguer-Felíu: franceses en su mayoría, ingleses y alemanes. El resto son ejemplares diversos de las más variadas procedencias.

De alguna manera aquí se narra la historia de la relojería mecánica, desde las primeras piezas del siglo XVI con mecanismos de hierro hasta los relojes estilo Imperio del siglo XIX. Son todos ellos objetos producidos conjuntamente por el arte y por la técnica, y todos ellos “relojes vivos”, en pleno funcionamiento o en condiciones de funcionar.

Horarios de visita:
Jueves a las 17:30 h.
Viernes a las 11:45 h.
Todas las visitas se realizan previa petición de cita en el teléfono 91 532 1007.

 
 

Museo de Relojes Antiguos. Gran Vía, 1. Madrid